Volver arriba

Ley de Precios Justos creada para proteger el salario del pueblo

Redacción por 
el 
Martes, 25 de Febrero de 2014

La Superintendente de Precios Justos, Andreína Tarazón, aseguró que la recién aprobada Ley que rige al ente adscrito a la Vicepresidencia Económica surgió de la imperiosa necesidad de frenar la ola especulativa presentada durante el último trimestre del año 2013 en nuestro país.

En un artículo de opinión publicado en la edición de este martes 25 de febrero en los diarios de circulación nacional Correo del Orinoco y El Mundo: Economía y Negocios, la también Ministra para la Mujer, explica minuciosamente cómo el Gobierno Bolivariano a través de fiscalizaciones e inspecciones en distintos establecimiento comerciales, detectó ganancias exorbitantes aún cuando éstos habían adquirido dólares a precio preferencial. En el mismo escrito, la Superintendente precisa que gracias a estos operativos se logró una reducción significativa de los precios que ayudó a desacelerar el Índice Nacional de Precio al Consumidor (INPC).

Al respecto, esquematizó que en el mes de octubre el INPC se ubicó en 5,1%, en noviembre 4,8% mientras que en diciembre fue de 2,2%. Tarazón asegura que la especulación desatada en el mes de octubre se hubiese ubicado en 6% pero, gracias a la acción inmediata del presidente Nicolás Maduro esta tendencia fue revertida.

En el texto, la Superintendente compara los controles de precios que establecen países como los Estados Unidos y los que agrupa la Unión Europea (UE). En este sentido, puntualiza que en el país norteamericano desde principios del pasado siglo XX se controla los precios para evitar monopolios razón por la cual, se creó la Comisión Federal de Comercio (FTC) -por sus siglas en inglés- para proteger los derechos de los ciudadanos estadounidenses. Según datos de la Reserva Federal, en el 2012 las empresas norteamericanas registraron ganancias máximas de 12,8%, mientras que, en la UE a través del Comité de Asuntos Económicos y Monetarios se realizan monitoreos permanentes para evitar monopolios y, según datos de la Comisión Europea las empresas del viejo continente registraron ganancias entre 7,7% y 11,5% tal fue el caso de las ubicadas en Alemania, Francia y Gran Bretaña.

Tarazón asegura que en Venezuela se estableció un margen de ganancia máximo de 30%. Las empresas del país, deben suministrar a la Superintendencia de Precios Justos elementos probatorios de sus estructuras de costos para determinar el márgenes de ganancias razonables que permitan fijar precios justos, sobre todo en aquellos productos importados que, como quedó demostrado en el último trimestre de 2013, a pesar de recibir dólares preferenciales obtenían exageradas ganancias.

Superintendencia de y para el pueblo

Proteger el salario de los venezolanos, garantizarle el acceso a los bienes y servicios, establecer controles de precios, fijar márgenes de ganancias que no superen el 30% e incentivar el desarrollo justo y equitativo de la economía nacional, son algunas de las responsabilidades que tiene la nueva superintendencia que nació bajo la fusión de la Sundecop y del Indepabis.

Para la Superintendente, el compromiso institucional está orientado a resguardar los ingresos de ciudadanía, en especial de los sectores que viven de un salario fijo, afirma que de esta manera se contribuye a la construcción de un nuevo orden económico socialista, centralizado en la satisfacción de las necesidades del ser humano.