Volver arriba

Contreras: Justificar las colas en panaderías ha sido el discurso de los sicarios económicos

Redacción por 
Prensa Sundde
el 
Lunes, 20 de Marzo de 2017
Fotografías por 
Prensa Sundde

El primer objetivo del “Plan 700”, es regularizar y normalizar el funcionamiento de las 709 panaderías ubicadas en el municipio Bolivariano Libertador, para ello se han identificado previamente las que mayormente han incurrido en delitos socioeconómicos, como la Prestación de Servicio, mal funcionamiento, Boicot y Condicionamiento de Venta, afirmó este lunes el Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos William Contreras.

Las declaraciones de la autoridad de la Sundde fueron emitidas durante la entrevista realizada por el periodista Harím Rodríguez, en el programa especial “La Guerra del Pan”, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), donde además señaló, que “Las colas son la expresión y manifestación del mal funcionamiento que tienen estos establecimientos que al fin y al cabo son prestadores de servicios. Estamos orientados a estabilizar esta situación y resolverla, ya que la guerra psicológica y mediática hace ver como si fuese normal porque alegan que hay escasez, y este es el discurso de los voceros de los sicarios económicos que salen a justificar el mal funcionamiento de estos establecimientos y dicen que sin materia prima no pueden producir”, señaló.

Contreras destacó, que desde el año pasado se ha estado estudiando el Plan, a partir de la activación de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), donde se observó en esa oportunidad la prestación de los sujetos de aplicación, “Se decidió iniciar estos operativos, tomando en cuenta la disponibilidad de la materia prima, y la verificación de la misma. Estamos aplicando mano dura a través del “Plan 700”, ya se han detenido cuatro personas, en dos casos por no acatar los lineamientos y procedimiento de inspección. Y en los otros por la reventa del producto a la economía informal”, dijo.

CREACIÓN DE PANADERÍAS CLAP

El superintendente afirmó, que desde la activación del Plan, se ha sumado el poder popular para contrarrestar los efectos generados desde el sector económico, y con el acompañamiento del Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, y la Gran Misión Saber y Trabajo se ha planteado la creación de panaderías en manos de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), las cuales ya se encuentran en etapa organizativa, en 100 locales otorgados por la Alcaldía del Municipio Bolivariano de Libertador y el Gobierno del Distrito Capital.

Destacó que del total de las panaderías que agrupa el plan, 114 han mostrado su disposición para instruir en materia de elaboración del producto, para con ello coadyuvar a restar los efectos de la guerra del pan.

En relación a la materia prima de estas panaderías indicó que ya les fue otorgado el primer lote por parte del Ministro del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, Aristóbulo Istúriz, previo estudio de las necesidades de cada una, para garantizar la correcta distribución de la materia prima en el marco de la coyuntura de la guerra no convencional.

SI HAY COLA SE ESTÁN VIOLENTANDO LOS DERECHOS DEL PUEBLO

La autoridad nacional para la defensa de los derechos socioeconómicos, señaló que la calidad de prestación de servicios en las panaderías, es responsabilidad única y exclusivamente de sus dueños, por lo tanto si aumenta la demanda, deberán sumar más personal para la atención.

“Si hay una cola allí se están cometiendo varios ilícitos y justamente detrás de eso está la posibilidad que ese establecimiento comercial esté retrasando los mecanismos de atención, y que la materia prima le quede disponible, hemos detectado que algunos sacos salen a las pizzerías o en otros casos como el realizado en una panadería en sector El Silencio, donde el encargado era a su vez dueño de otra panadería, ambas con personalidad jurídica diferente, y tenía materia prima suficiente con su guía de movilización y todo lo demás y en la otra panadería simulaban la reventa del producto, con su propia materia prima, para vender el producto con precios especulativos, en ambas se realizó una ocupación temporal. Cuando hay cola se está condicionando la prestación del servicio”, comentó.

Reveló que gracias al levantamiento de la data de todas las panaderías registradas en el país, se determinó que en el estado Zulia, posee más de 4 mil, información que se está corroborando además del funcionamiento de las mismas, “Nos llama la atención la cantidad de panaderías registradas allí comparado con la cantidad de la población”.

Acotó que los operativos no son inspecciones, “son operaciones del Gobierno Bolivariano practicadas en simultaneo a las 709 panaderías existentes en el municipio Bolivariano de Libertador, se han entrenado además 700 compañeros de la Sundde, en primera instancia, 700 voceros de los CLAP en calidad de Comisionados para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos.

La Ley Orgánica de Precios Justos se establece la protección de los ciudadanos y ciudadanas en el acceso a los bienes y servicios de manera oportuna sin Condicionamiento de venta, Especulación, ni Boicot, ilícitos que eran cometidos por algunas panaderías antes del Plan 700.

“En el artículo 7 de la Ley Orgánica de Precios Justos, indica que los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho a la disposición y disfrute de los bienes y servicios, de forma continua, regular, eficaz, eficiente e ininterrumpida, y esto lo estamos haciendo cumplir en este particular”, concluyó.

RAZÓN DE LAS COLAS EN PANADERÍAS NO ES POR FALTA DE MATERIA PRIMA

El Superintendente Contreras, cuestionó las declaraciones del Presidente de la Federación de la Industria de la Panificación (Fevipan), Tomás Ramos López en relación a la disponibilidad de materia prima, al tiempo que responsabilizó al sector de la prestación de servicio y colas en las panaderías.

“El vocero principal de Fevipan, Tomás Ramos López, más que ser un simple vocero del gremio, es vocero de la derecha y las transnacionales que están montadas en la desestabilización de la República. Pretendía imponerme la Estructura de Costos del pan, y de acuerdo a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, están prohibidos los monopolios, oligopolios y cualquier tipo de cartelización, es decir, no lo puedo reconocer para los fines de la fijación de precios de los productos a esa representación. No creo que esté representando a los panaderos”, enfatizó.

En relación a las colas, la autoridad protectora de los derechos socioeconómicos del pueblo venezolano, indicó que las panaderías son responsables de la prestación de servicios, “Si tienen mayor demanda, pues que coloquen más personas a atender, son ellos los garantes de la atención al público”, dijo.

Indicó que desde Fevipan, han manifestado que no poseen materia prima cuando es el Estado quien la proporciona, “En otros casos indican que la compran a sobreprecio, pero no denuncian a quienes les venden, solo la actuación de los funcionarios del gobierno. Si está confesando que está siendo objeto de este delito, está siendo cómplice”.

La autoridad destacó que tras los operativos de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), realizados el año pasado se observó altos niveles de materia prima en diferentes panaderías mientras que los voceros de Fevipan, mantenía el discurso de no poseer insumos, “Este vocero de Fevipan, me solicitó que autorizara el préstamo de materia prima entre panaderías, lo cual está penado por la ley, esto quiere decir que la falta de materia prima no es el causante de las colas” manifestó.

“PLAN 700” POSEE ELEMENTOS PARA EL QUIEBRE DE LA GUERRA DEL PAN

En relación a la ejecución del Plan 700, señaló que posee elementos para el abordaje en respuesta a la guerra no convencional, planteada por el sector de la derecha.

“Debemos mirarnos en el sentido estratégico que nos está planteando, hemos pensado que desde la Ley podemos ir al equilibrio económico, sin renunciar a los mecanismos de control y con el compromiso del pueblo organizado, no como accesorio, y es algo que hemos hecho hincapié a los compañeros Comisionados, no es tener un carnet, es un trabajo de hacer patria, no es hacer una simple inspección”, enfatizó.

Señaló que la tarea a cumplir es fundamentalmente política, “Sin el compromiso de los integrantes de los CLAP de darle el quiebre a la guerra del pan y el gobierno en la unidad con el pueblo con sus instituciones, esto no sería posible”, reiteró.

Explicó que el despliegue de Las inspecciones están divididos por cinco circuitos, “Antes de la actuación se le dieron las orientaciones a los fiscales y miembros del acompañamiento, e identificamos que habían 29 panaderías en estado crítico, no solo la cantidad de personas en las colas, también el desorden en el funcionamiento, se evaluó las horas de espera de las personas en las colas, la hora de llegada de la materia prima, tiempo de fabricación, y en base a las inspecciones realizadas el año pasado se levantó un instructivo. Cada acción debe estar orientada a corregir lo que hemos denominado como la desigualdad de la distribución que hay entre panaderías, identificar cual tiene mayor capacidad de almacenamiento, de procesamiento, prestación de servicio, es decir, cual es la que recibe más o menos materia prima entre otros, para ir corrigiendo las fallas”, dijo.

Resaltó que los equipos estarán en las panaderías hasta que se estabilice la situación “Los Comisionados para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos tienen delegadas facultadas de acuerdo a la Ley Orgánica de Precios Justos, para supervisar y hacer que se cumplan con la meta de producción en cada panadería.

Los funcionarios y los comisionados estarán allí permanentemente durante el día, independientemente de lo que pase, hemos concentrado nuestros esfuerzos en este Plan”, afirmó.